Jalisco
Jalisco   
Alma y corazón de México
Anímate a conocer una de las entidades más representativas de México. La cuna del mariachi, el tequila, la charrería y las mujeres bonitas, te espera con los brazos abiertos.
Por Aldo Ch√°vez para Chavira Editores

Hablar de Jalisco es referirnos al estado más emblemático de nuestro país. Y es que esta tierra ofrece una gran variedad de alternativas por conocer en su territorio, a través de hermosos paisajes, centros culturales, zonas arqueológicas, áreas comerciales y desde luego su gastronomía, con una exquisita combinación de sabores, colores y aromas, con platillos típicos, mezcla de tradición prehispánica, colonial y moderna.

Atrévete a recorrer Jalisco, a descubrir todos los atractivos que tiene esta tierra con sabor a folclore cien por ciento mexicano. Poco menos de 500 kilómetros separaran a su capital del Distrito Federal, por lo que en un tiempo aproximado de cinco horas y media estarás en su territorio por carretera.

Su novia
Desde luego, la parte más importante de Jalisco es su capital Guadalajara, ?su novia?, como dicen las conocidas estrofas de su canción himno: ?¡Ay Jalisco no te Rajes!?. Y es que en la llamada ?Perla Tapatía?, una de las más grandes urbes de México por su extension territorial, el viajero puede conocer sitios como Tonalá, San Pedro Tlaquepaque, Zapotlanejo y Zapopan (donde se ubica su Estadio Omnilife, casa del popular equipo Chivas del Guadalajara), entre otros de sus municipios.

Muchas atracciones más encontrarás en Guadalajara. A saber, el Teatro Santos Degollado, que data de mediados el siglo XIX, y es escenario habitual de conciertos, recitales, espectáculos de danza clásica y contemporánea. La Plaza de la Liberación (a espaldas de su imponente Catedral) que sobresale por sus dos enormes fuentes.

Y como seguramente su Centro Histórico te atrapó, no dejes de visitar la menos bella Plaza Guadalajara, para terminar da un recorrido nocturno  y enamórate de su famosa Fuente de la Minerva.

También arqueología
Jalisco igualmente tiene sus zonas arqueológicas y recomendables son los llamados Guachimontones, (a un kilómetro de Teuchitlán) una serie de pirámides circulares que se complementan con dos juegos de pelota, algunas tumbas, plazas y terrazas.

El Grillo es otro complejo arqueológico que vale la pena conocer. Se ubica dentro de la Zona Metropolitana de Guadalajara y lo conforman siete montículos de siete metros de altura (se cree que fue un cementerio que data del periodo clásico).

Ubicada en la misma localidad se encuentra el Ixtépete,  una de las zonas más relevantes del Occidente, con cinco héctáreas conformadas por siete edificios, entre ellos un Templo Mayor con influencia de la cultura teotihuacana.

El paraíso
Puerto Vallarta se ha convertido, con el paso del tiempo, en uno de los lugares favoritos de las familias mexicanas (y principalmente de los enamorados o recién casados). Y es que disfrutar de los atardeceres de esta bella bahía del Pacífico es algo indescriptible. Así como lo es pasear por su malecón, la columna vertebral de Vallarta y una de las principales atracciones de la ciudad. Kilómetro y medio de escultura, palmeras, colores y mar.

Si te gusta manejar, tendrás que recorrer más de 800 kilometros (saliendo de la Ciudad de México) y en un tiempo aproximado de nueve horas y media estarás en este paraíso terrenal.

Y ya metidos en el tema, si buscas tranquilidad conoce la playa Melaque, que forma parte de un poblado ubicado a cuatro kilómetros al noroeste de otro paraíso, aunque mucho más bullicioso, como Barra de Navidad, donde te asombrarás con su complejo turístico.

Pintorescos poblados
Visita Chapala, que en sus orígenes fue un asentamiento prehispánico, se ubica justo junto al Lago de Chapala, al cual le otorga su nombre.

Tequila es otro paso obligado. Su nombre lo dice todo. Y es que este pueblo mágico (Patrimonio Mundial de la Humanidad desde julio de 2006) dio su nombre a la bebida más famosa de nuestro país. Claro que esta ciudad es más que la bebida en referencia. Aqui te enamorarás de la Loma de la Virgen, el Arroyo de los Jarritos o del Cerro del Tequila, sin dejar de deambular por su hermoso Centro Histórico.
 
También asómbrate con sus Rocas Gigantes, del pueblo mágico de Tapalpa, uno de los municipios más relevantes de Jalisco. Son fascinantes formaciones rocosas que se encuentran en un entorno de bosques y arroyos.

Otro punto importante es Lagos de Moreno, pueblo m√°gico que encanta por su belleza natural, clima semiseco y relevancia hist√≥rica, y al que llegar√°s tras cruzar el famoso Puente del r√≠o Lagos. Avent√ļrate y conoce su Parroquia de la Asunci√≥n, s√≠mbolo de la ciudad y notable ejemplo del barroco latinoamericano.

Los bellos Altos de Jalisco
Esta es una de las regiones mas renombradas del estado, con zonas como Arandas y Tepatitl√°n, que seguramente nos remiten a muchas canciones mexicanas.

Cuna de nuestras tradiciones más representativas, como son la charrería, la producción del tequila y los plantíos de agave, las cuales se mantienen fuertemente arraigadas en sus pobladores.

Y para rematar quienes gustan de los deportes extremos, en Jalisco abundan las zonas para Jeepear, as√≠ como practicar el motociclismo a campo traviesa y el ciclismo de monta√Īa.¬† Los no tan extremos pasar√°n igualmente divertidos ratos con el parapente, el paracaidismo, la tirolesa, rapel, y hasta podr√°n subirse en globo en Amatit√°n).

Por todo esto y mucho más, anímate a conocer Jalisco, un paraíso muy mexicano.


ediciones anteriores