Chihuahua
Chihuahua   
Paraíso rarámuri
Más que una clásica opción para vacacionar o pasar el rato, esta entidad te ofrece una inmensa variedad de atractivos a los que no te podrás resistir.
Por Por Vania Olguín Balderas para Chavira Editores Fotos: Carlos Quevedo

Cuando la direcci√≥n editorial me pidi√≥ que echara una miradita al norte de la Rep√ļblica en nuestro recorrido tur√≠stico, de inmediato pens√© en Chihuahua, el estado m√°s grande del pa√≠s (con m√°s de 250 mil kil√≥metros cuadrados de extensi√≥n) y que con emblem√°ticas ciudades como Parral, Delicias, Camargo, Casas Grandes, Ciudad Ju√°rez (su metr√≥poli m√°s poblada, con casi mill√≥n y medio de habitantes), fue territorio clave en la etapa de la Revoluci√≥n Mexicana. Por tanto, ya te imaginar√°s las riquezas que tiene para ti esta entidad tan caracter√≠stica por su tradici√≥n y gran abundancia cultural mexicana.

Del Distrito Federal a la ciudad de Chihuahua hay una distancia por carretera de 1,803 kilómetros, la cual se recorre en 22 horas y media, aproximadamente.

Así que no lo dudes, planea unas cortas vacaciones familiares, rompe la alcancía, echa el equipaje a la camioneta y emprende un viaje muy largo, pero sin duda inolvidable.

Algo m√°s que una cultura?

Hablar de la historia de Chihuahua nos llevar√≠a a un sinn√ļmero de p√°ginas repletas de datos interesantes que seguramente no conoc√≠as, pero sobre todo por la enorme diversidad cultural que rodea a esta maravillosa entidad. Aunque no lo creas, la estructura geogr√°fica de su capital ha formado el car√°cter de todo su pueblo, debido al gran trabajo de mantener y hacer fuertes estas tierras √°ridas para dar sustento a sus familias.

Si alguna cultura es emblem√°tica no solo en el estado de Chihuahua sino en todo el pa√≠s es la de los tarahumaras, o rar√°rumis (corredores a pie). Este pueblo nativo de M√©xico fue forzado a vivir en una parte de las monta√Īas de la Sierra Madre Occidental, mejor conocida como Sierra Tarahumara, haciendo alusi√≥n a esto. Sus productos artesanales son verdaderamente hermosos, as√≠ que no dudes en adquirir algunos si se cruzan por tu camino para llevarte a casa.

Los menonitas también forman parte de la larga lista de etnias que dan soporte a la rica tradición social de dicho estado. Actualmente en Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua, se encuentra una comunidad de origen menonita que sigue creciendo con el paso del tiempo.

La historia y tradici√≥n de Chihuahua han pasado por diversas etapas a trav√©s de los a√Īos, y hoy se ven reflejadas en cada esquina y rinc√≥n de sus monumentos, zonas arqueol√≥gicas, calles, monta√Īas, llanuras y su gente c√°lida y afanosa.

¬°Un poquito de todo, provecho!

As√≠ de variada es la gastronom√≠a de este m√°gico estado, que te forzar√° a hacer m√°s y m√°s espacio en tu est√≥mago para probarlo todo. Si hay un gran n√ļmero de culturas y etnias, tambi√©n las creaciones de los chihuahuenses tendr√°n una variedad sin igual. En tu visita no pueden faltar la cl√°sica carne seca, los chacales, las tortillas de harina, el pan de ma√≠z y, por supuesto, la famosa capirotada.

¬ŅQuieres m√°s? No puedes perderte la sopa de papa con queso, el chile con queso, el entomatado de puerco, la discada o las quesadillas de queso de origen menonita. Todo un fest√≠n para el paladar que te dejar√° boquiabierto.

Si deseas ser parte de un domingo chihuahuense no dudes en visitar un lugar o preparar por tu cuenta una deliciosa carne asada típica de la región. Si te quedas con hambre puedes comer famoso 'burrito', originario de este mismísimo país.

Para acompa√Īar lleva a tu amigo, pareja o familiar por la conocida bebida llamada sotol, si te gustan las bebidas dulces y menos fuertes, √©sta es para ti.

Por opciones para comer no pasarás momentos difíciles, ya que los platillos que encontrarás a lo largo de este recorrido te mantendrán lleno gran parte del día.

¬ŅA d√≥nde ir?

Para tener un viaje perfecto debes tener un itinerario perfecto, o por lo menos saber qué es lo que más te gustaría hacer en estos días de diversión. Por suerte Chihuahua posee alternativas para todas las edades y gustos. Empezando por espacios culturales que te harán pasar buenos momentos, como el Museo La Rodadora, que es interactivo y el  más grande de toda Latinoamérica. La Casa Siglo XIX contiene una galería de arte, conferencias y actividades culturales que complementarán tu visita. Por otro lado también se encuentra el Museo Casa Chihuahua, repleto de actividades que solo buscan preservar el patrimonio cultural del estado. Tiene un estilo neoclásico que te robará la mirada.

Sus zonas arqueol√≥gicas tambi√©n resaltan la belleza natural de tan importante estado. Si tu intenci√≥n es estar en contacto con la naturaleza, lleva tu c√°mara y unos zapatos todoterreno como acompa√Īantes personales para admirar las portentosas monta√Īas y llanuras que componen el paisaje. El escenario √°rido le da ese toque especial al ambiente. La Ruta Arqueol√≥gica y la Ruta Barrancas del Cobre te ofrecen la visita a Pueblos M√°gicos como Creel y Batopilas, mientras que las Barrancas del Cobre llevan consigo sistemas de ca√Īones particularmente impactantes. Este lugar es considerado uno de los m√°s bellos y espectaculares del mundo natural y lo conforman un sistema de barrancas cuatro veces m√°s grande que el del Ca√Ī√≥n del Colorado, en Arizona, Estados Unidos.

Si te queda un tiempo extra y andas de paseo por el bello Centro Histórico, no dudes darte una vuelta por las Grutas Nombre de Dios, que fueron inauguradas en el 2000 y conjuntan 17 salas de estalactitas y estalagmitas para recordar.

Chihuahua tambi√©n se destaca por tener medios de transporte muy especiales y el famoso 'Chepe' es uno de ellos. Disfrutar√°s de un Telef√©rico de tres kil√≥metros de cable sin torres intermedias, y sobre todo de paisajes extremos listos para ser fotografiados desde Los Mochis hasta Chihuahua. Podr√°s pasear por las alturas y atravesar Barrancas del Cobre con 37 puentes y 86 t√ļneles. ¬°Por nada del mundo puede faltar esta visita en tu lista de actividades por hacer!

¬ŅTe gustan las emociones fuertes?

Si lo tuyo no es la tranquilidad de un museo, ni hacer una larga captura de fotos de cada instante, ¬°presta atenci√≥n! porque a este norte√Īo lugar le sobran opciones para hacer que los nervios se te pongan de punta, y sudes la gota gorda divirti√©ndote a lo grande.

Las caminatas, el rapel, la escalada en roca y el descenso en r√≠os pondr√°n tus sentidos a tope. Para eso tenemos la Barranca de Candame√Īa, donde se ubican las cascadas m√°s altas, ah√≠ se encuentra la Pe√Īa del Gigante, con 884 metros de una pared completamente vertical que te tentar√° para hacer rapel.

En el centro de la Sierra Tarahumara encontramos el Rancho San Lorenzo, con 54 rutas repletas de grados de dificultad para escalar en roca. En San Juanito y el Parque Nacional Cumbres de Majalpa igualmente hallar√°s muchas alternativas para llevar tu adrenalina hasta el tope.

Es muy importante que te apoyen instructores especializados de los mismos sitios para estar alertas y que tu seguridad sea lo primordial, sobre todo si no est√°s familiarizado con este tipo de actividades.

¬°A jeepear se ha dicho!

Si la velocidad es lo tuyo y llevas a un Dominic Toretto en las venas, toma en cuenta la recomendaci√≥n que tenemos para ti. El marco ideal para sentirte todoterreno son los espacios en los que jeepear sea lo √ļnico que hagas en todo momento. Las llanuras y los terrenos arenosos ser√°n la mejor pareja para tu 4x4, los grados de dificultad que encontrar√°s te llenar√°n de emoci√≥n, tus mejores amigos ser√°n aquellos senderos y caminos de terracer√≠a en descenso. Los sitios ideales para esto son Barranca de Batopilas, Barranca del Cobre, Basaseachi y la regi√≥n de Creel, pero por lo general se cruzar√° por tu camino un escenario apto para realizar esta actividad.

Ahora bien, si te gusta adentrarte en el terreno de lo desconocido, tal vez hayas o√≠do hablar del Desierto de Samalayuca, un reino de arena de aproximadamente mil metros cuadrados y que se localiza a 35 kil√≥metros al sur de Ciudad Ju√°rez. La principal actividad que puedes realizar aqu√≠ es la exploraci√≥n, debido a su gran extensi√≥n, as√≠ como el estudio de animales y plantas. La mejor √©poca para visitar este sitio es oto√Īo e invierno, ya que en el verano la temperatura sobrepasa los 40 grados.

Si llegas por avión a las Dunas, deberás volar de la ciudad de México a Chihuahua en un tiempo de una hora con cinco minutos, sin escalas. Luego seguir por carretera hasta las Dunas de Samalayuca, recorriendo una distancia de 323 kilómetros, en un tiempo de cuatro horas y 10 minutos, aproximadamente. El acceso por vía terrestre es fácil, ya que la carretera está pavimentada y en buenas condiciones. Si decides trasladarte aquí no te arrepentirás, es una zona que te impactará.

Te aconsejamos buscar en la web, ya que si eres de los que no se separan del volante, ubicar√°s algunos clubes para jeepear que seguramente tendr√°n un lugar para ti.


  • Imagen que pareciera haber sido extra√≠da de un cuento de f√°bulas, pero no, es una construcci√≥n real que ogullosamente se encuentra en Chihuahua.

  • Chihuahua se destaca por tener medios de transporte muy especiales, y 'El Chepe' es uno de ellos.

  • La artesan√≠a no puede faltar en Chihuahua, como en ninguna parte de la provincia mexicana.

  • Atravesar las Barrancas del Cobre con sus 37 puentes y 86 t√ļneles , es una experiencia que realmente te impactar√°.

  • El Valle de las Ranas, un paraje al que la erosi√≥n le ha dado formas muy caprichosas.

  • El Telef√©rico de tres kil√≥metros sin torres intermedias, te permite maravillarte con sus vista de Los Mochis hasta Chihuahua.

  • No pod√≠a faltar la estatua del mism√≠simo 'Centauro del Norte', Pancho Villa, en Parral, cuna de la Revoluci√≥n Mexicana.

  • En territorio chihuahuense a√ļn quedan vestigios de la etapa revolucionaria, y √©ste es uno de ellos.

  • Los trabajos artesanales de los pueblos y etnias que habitan en este estado de la Rep√ļblica (como estas canastas tejidas de palmillas), son en verdad unas obras de arte.

  • Dos mujeres tarahumaras (rar√°muris), testimonian a un pueblo nativo de M√©xico que fue obligado a vivir en una parte de las monta√Īas de la Sierra Madre Occidental.

ediciones anteriores