Cajas Chrysler
Cajas Chrysler   
Multiplicidad
Una de las avanzadas tecnológicas del grupo FCA son las últimas transmisiones automáticas de ocho y nueve relaciones. Ambas no solo aportan novedad técnica, sino que ayudan en serio a reducir el gasto de combustible.
Por Gilberto Samperio/Fotos: Archivo FCA

Concebidas y construidas en conjunto con el especialista alemán ZF, las nuevas cajas presumen más que nuevas velocidades o relaciones. Disponen de una gestión electrónica que agiliza y predice los cambios de marchas conforme a los hábitos del conductor no solo con base en sus requerimientos, sino también en las posibilidades térmicas más eficientes del motor con miras a lograr el mejor gasto de combustible.
De hecho, si hablamos de la perspectiva ecológica, las nuevas cajas montadas en los más recientes vehículos del grupo FCA, ahorrarán más de 2.65 millones de litros de gasolina si lo comparásemos contra sus antecesoras de cuatro y cinco relaciones durante su vida útil.
Conforme a pronósticos de la misma casa, se dejarán de emitir unos seis millones de toneladas métricas de CO2 en ese mismo lapso.

Específicas
Englobadas dentro de la nueva familia TorqueFlite, ambas transmisiones tienen propósitos bien marcados. La de ocho relaciones (código interno 8HP), está diseñada para usarse en vehículos de tracción trasera o total tradicional. De hecho, su primera aparición tuvo lugar como comparsa del V6 Pentastar de 3.6 l, corazón del Dodge Charger y Challenger.
Mientras, la segunda (código interno 9HP), viene dispuesta para ser instalada en motores de tracción delantera o integral de eje emergente. Su primer lanzamiento público tuvo lugar con la última versión de la Jeep Cherokee.

Innovación
Entre las características nuevas de la múltiple caja de ocho relaciones destaca el uso de cuatro juegos de engranajes planetarios, controlados por dos frenos y tres embragues, con el fin de lograr un desempeño óptimo para la tremenda variedad de carga o fuerza que puede soportar. Un punto interesante es la inclusión de un embrague múltiple junto al convertidor de torsión que agiliza los cambios entre relaciones. Además, permite el acoplamiento del socorrido mecanismo de arranque/apagado (Start/Stop), sin serias modificaciones a todo el conjunto mecánico.
Por su parte, la caja de nueve relaciones sobresale por la incorporación de una completa gestión electrónica, que controla a un eficaz y compacto módulo hidráulico que acciona todos los engranajes de la novedosa automática, resumidos en cuatro juegos de planetarios con seis mecanismos de conexión que conceden el salto de relaciones no necesariamente de manera secuencial. Todo en un paquete muy compacto que no únicamente ahorra espacio, sino que otorga flexibilidad en su adaptación a motores pequeños, medianos o propulsores híbridos sin necesidad de elementos extra o reconversiones eléctricas. Buena razón de su adaptabilidad es el concepto modular que permite el escalonamiento o preparación anticipada para convertirse en la transmisión automática deseada.
En ambas cajas, el ahorro de combustible resulta apreciable, ronda el 16% en el caso de la 9HP, o de los 8 km/l en las 8HP.

Logro
Así, el grupo FCA no solamente exhibe modernidad y propuesta en sus refinadas carrocerías, sino que la parte mecánica también manifiesta sistemas y mecanismos de última generación que aportan ahorro y reducen el impacto ambiental de ese invento que se encuentra tan extendido en estos días: el automóvil Chrysler.


  • El dial junto al velocímetro simplifica la elección de la caja de engranajes múltiples.

  • La versatilidad permite el uso de la palanca bajo reinterpretación vanguardista.

  • La compacidad de la 9HP sorprende y facilita su flexibilidad de uso.

  • Gracias a su robustez, la 8HP acepta motores de gran cilindrada y potencia.

ediciones anteriores