SEMA Show
SEMA Show   
Fiesta en las Vegas
Como cada año, el Convention Center de 'La Ciudad del Pecado' abrió sus puertas al evento más espectacular de todos, si de automóviles hablamos.
Por Texto y fotos: Héctor Torres García de Alba

Aquí se encuentra de todo, desde un pequeño tornillo con el logotipo de tu marca favorita grabado en la cabeza, hasta un sistema de suspensión reforzada para una monster truck.

Desde su presentación hace 52 años, el SEMA no ha dejado de crecer como adolescente bien nutrido, y cada año tiene con que sorprender a los miles de asistentes que ya saben que en el Hall South (pasando el puente de exhibición), se halla el stand de Mopar, si así se le pueda llamar a cientos y cientos de fantasías visuales. Chargers, Challenger, Chrysler 300 y 200, Fiat en todos sus sabores, conviven en armonía con las imponentes camionetas RAM, sin olvidar a las edecanes más lindas del salón.

Este año Chrysler nos deleitó con un concepto de Challenger de tracción total que hizo soñar a varios, sobre todo a los que viven en ciudades en las que el termómetro no respeta las cifras bajo cero.

Mucho color y alegría se vio por aquí en carrocerías con colores brillantes y pinturas electroestáticas, así como nuestro consentido un Viper, el cual se trajo directo de la pista de carreras dejando ver las costras de mugre y tierra, que son solo cicatrices de batalla de su hábitat natural.



  • No por ser un 4x4 radical tiene que ser feo.

  • Como si no fueran suficientes 528 pulgadas cúbicas, este Hemi está también supercargado.

  • Nada mejor para cambiar esposas y camellos que un Mopar del SEMA.

  • Prototipo del primer Dodge Challenger de tracción total.

  • Santa Claus recibirá muchos pedidos de esta Ram, aquí lo vemos de incógnito junto a ella.

  • Un SEMA sin un imponente Viper sería más aburrido que un torneo de damas chinas.

ediciones anteriores