Moparfest 2015
Moparfest 2015   
Una verdadera fiesta
Moparfest es el evento definitivo para los amantes de todo lo que tenga que ver con Mopar, y el domingo 8 de noviembre se llevó a cabo la cuarta edición, ahora con el respaldo directo de FCA de México.
Por Texto y fotos: Edmundo Cano

El Moparfest se ha convertido en un evento obligado para todos los amantes de los autos Chrysler. Realizado desde hace cuatro años a iniciativa del Club Mopar Street A.C., una organización que congrega a cientos de entusiastas de autos Mopar de todas las eras, ha ganado prestigio en este corto tiempo gracias a su naturaleza tanto de evento estático de exhibición, como de evento dinámico con vueltas a circuito y arrancones, ya que al realizarse en el Centro Dinámico Pegaso, se presta para ambas actividades, por lo que los fans de todo tipo, tanto los que gustan sólo de presumir su auto, como quienes lo usan para correr en cualquier modalidad, tienen espacio en este evento. Por la misma razón, al Moparfest asisten los más diversos tipos de autos, desde coches antiguos y no tan antiguos pero excelentemente conservados, que hacen de la exhibición estática una sorpresa tras otra, hasta aquellos coches nacidos para correr, entre los cuales encontramos algunos muy modificados para cualquiera de las dos disciplinas.

Hasta ahora el Moparfest había sido muy exitoso en sí mismo, pero en esta cuarta edición ha comenzado una nueva etapa para este evento, pues por primera vez contó con el apoyo directo de FCA México y todas sus marcas, quienes estuvieron presentes en el Moparfest 2015 con stands oficiales mostrando algunas de sus últimas novedades, como el recién estrenado en México Alfa Romeo 4C, que llamó la atención de todos gracias a su bella línea deportiva y esa presencia intrínseca de todos los Alfa Romeo que es tan difícil de explicar, pero que los hace tan fascinantes.

Jeep estuvo a la orden del día, con un enorme stand mostrando sus novedades tanto para uso en carretera, como la Cherokee SRT8, como para fuera de ella, pues tuvo en exhibición dos Jeeps modificados para off-road, incluido uno que fue destapado en el Moparfest, un verdadero monstruo con estructura tubular y enormes llantas, propicio incluso para escalar rocas, armado en su totalidad con piezas disponibles a través del catálogo de Mopar Performance.

Fiat, por su parte, tuvo presentes un trío de autos en los cuales dio ?vueltas demo? con pilotos profesionales en un pequeño circuito de slalom trazado con conos en una de las enormes explanadas de Pegaso a cualquier persona que quisiera subirse para experimentar de primera mano el comportamiento dinámico de algún modelo; en esta actividad fue especialmente solicitado el pequeño Abarth 500, la versión ?malvada? del pequeño 500, que en el pequeño recorrido de curvas cerradas estaba en su ambiente natural.

Los autos que pusieron de cabeza al mundo de los muscle-cars, el Charger y Challenger Hellcat, también estuvieron presentes, acompañados por ejemplares privados que fueron corridos por sus entusiastas dueños tanto en el ¼ de milla como en el circuito. Y hablando de entusiastas, no podemos dejar de mencionar la enorme variedad de autos presentes, desde una miríada de los famosos autos turbo que en los 90 le dieron notoriedad a Mopar, hasta lo que parecían todos los Neon SRT4 jamás vendidos en México, pues su número era apabullante, demostrando que sigue siendo un consentido de los que gustan de la velocidad.

También vimos verdaderos muscle-cars, algunos que nunca se vieron en territorio nacional, como un Plymouth Road Runner 1968 modificado extensivamente para el ¼ de milla. Y no faltaron las excentricidades, como un Charger Super Bee de más de 1,000 caballos de fuerza, o el loquísimo Neon tubular de los hermanos Lara, que incorpora dos motores modificados con su respectivo diferencial, sincronizados a una sola transmisión, convirtiéndolo para todo efecto en un Neon de tracción integral; un auto verdaderamente único.

Esta cuarta edición del Moparfest fue, además de un éxito rotundo, un nuevo comienzo para el evento, que solo puede crecer aún más de ahora en adelante con FCA de México como aliado.



  • Alfa Romeo estuvo presente con su gama entera, incluido el 4c, el nuevo deportivo de motor medio que trae de vuelta la mejor tradición velocista del Quadrifoglio.

  • Tres generaciones de muscle-cars Mopar hombro a hombro no es algo que se vea todos los días, pero en el Moparfest esta escena se repetía fila tras fila de autos en exhibición.

  • El representante del Fiat 500 clásico fue nada menos que esta muy bien lograda conversión a Abarth, al que solo le faltaba la jaula antivuelcos y el casco para entrar a la pista.

  • Jeep estuvo a la orden del día con varios autos demo para todos los fans del off-road, muchos de ellos portando piezas del catálogo Mopar Performance para aumentar considerablemente sus capacidades.

  • La belleza de la línea Chrysler no solamente se manifestó en metal, fibra de carbono, piel y hule en el Moparfest.

  • El Challenger Hellcat fue uno de los autos más admirados en todo el evento como era de esperarse, ¿cuándo fue la ultima vez que vieron un auto de 707 caballos de fuerza?

  • Las mentes maestras detrás de esta nueva etapa de Moparfest: los directivos de FCA México y el Club Mopar Street A.C.

  • El mayor destape en el Moparfest fue este monstruo azul, un Jeep con una verdadera montaña de piezas del catálogo Mopar Performance que lo volvían prácticamente imparable.

  • La víbora de Dodge estuvo bien representada, con ejemplares de varias generaciones del Viper presentes en la exhibición.

  • Los arrancones fueron el plato fuerte del día, donde se demostró que Mopar es sinónimo de poder, no importa si se trata de los muscle-cars de los sesenta, los actuales, o los venerados 4 cilindros turbo.

  • Hubo todas las variantes del Dodge Challenger que pudieran imaginar, con cada opción estética y de alto rendimiento que ha ofrecido Mopar durante los años que ha estado en producción.

  • Esta vista aérea de los autos esperando entrar a la pista da una buena idea de la variedad que pudo encontrarse en el Moparfest. Había para todos los gustos y tipos de entusiastas.

ediciones anteriores