'Raminator'
'Raminator'   
Los exterminadores
Mopar Performance y Hall Racing respaldan a uno de los equipos de monster-trucks más exitosos de la historia. Juntos han batido todo tipo de récords, incluido el Guinness como los más rápidos de su tipo.
Por Por Edmundo Cano

Tim y Mark Hall, un par de hermanos provenientes de Illinois, llevan décadas involucrados en las competencias de monster-trucks, esos armatostes con ruedas enormes y un apetito voraz por destruir autos y realizar toda clase de piruetas y acrobacias en el proceso. Desde que este deporte se encontraba en pañales, con camionetas de producción modificadas, los Hall han estado presentes, y han sido unos de los impulsores más fuertes de esta forma de competencia.

A principios de la década del 2000 los Hall comenzaron a utilizar carrocerías de pick- ups Dodge sobre sus chasises tubulares ?como era ya el estándar del deporte en ese tiempo? con remarcables resultados, lo que llamó la atención de Mopar Performance, que luego de estar ausente del auspicio de monster-trucks durante más de seis años ?de 1992 a 1996 Dodge patrocinó al equipo BareFoot de Fred Shaffer? respaldó a los Hall, y en 2002 nació la primera Raminator, patrocinada directamente por Dodge y su ?en ese entonces? marca RAM, y por Mopar Performance para todas las necesidades mecánicas del monstruo.

Y vaya que Mopar las tiene bien cubiertas. Gracias a la conexión directa con la firma, Raminator es una de las monster-truck más potentes, pues aloja en medio de su chasís tubular un motor Hemi de 565 pulgadas cúbicas (9.2 litros más o menos) totalmente de competencia, con componentes que nada tienen que ver con los de un motor de producción. Gracias a un enorme supercargador de tornillo y a que consume metanol, el HEMI produce más de 2,500 caballos de fuerza, y lo hace con total confiabilidad, puesto que el motor y la transmisión están armados con las mejores piezas de la industria.

Este extenso respaldo de parte de Chrysler le permitió a los Hall volverse uno de los equipos más dominantes casi de la noche a la mañana, haciéndose de campeonatos en varios de los cuerpos sancionadores de eventos de monster-trucks que existen en Estados Unidos, desde la USHRA, promotora del famoso Monster Jam, hasta ProMT. Su éxito fue tal que a finales de 2002, prácticamente un año después de que el primer convenio entre Dodge y los Hall fuese firmado, ya se estaba preparando otra monster-truck bajo el nombre de Rammunition, también con una carrocería RAM, que resultó igual de exitosa que Raminator.

Desde entonces, los del equipo Raminator han solidificado su presencia en todos los campeonatos de monster-trucks en que participan. Obviamente, las expectativas de Dodge se han visto superadas, y hoy por hoy el equipo Raminator es uno de los más sólidos, cosechando logro tras logro no solo en el ámbito competitivo de las monster-trucks. Raminator acaba de lograr el récord Guinness de la Monster Truck Más Rápida, luego de que su HEMI de carreras la llevara a una velocidad máxima de 99.10 millas por hora (159.48 kilómetros). Aunque puede no parecer mucho para un monstruo con dos mil caballos de fuerza, también hay que tomar en cuenta que esta mole pesa más de cuatro toneladas y media, y es tan aerodinámica como cinco refrigeradores atacando el aire (solo imaginen la cantidad de resistencia al aire ejercida por las enormes llantas de segadora), por lo que en sí mismo es un logro impresionante para Raminator y todo el equipo, en cuyo esfuerzo Mopar Performance puso los caballos de fuerza requeridos para la hazaña.



ediciones anteriores