Jeep Compass 2015
Jeep Compass 2015   
Espíritu rebelde
Dicen que "de tal palo, tal astilla": una frase asignada a quien conserva y representa el espíritu y rasgos más característicos de la familia.
Por Jonathan Miranda / Fotos Carlos Quevedo

Este es precisamente el caso del Jeep Compass, uno de los vehículos más pequeños de la marca, aunque hay que decirlo, con una cantidad de amenidades y capacidades con las que cuenta para deleitarnos en cada trayecto que están al nivel de sus hermanos mayores.

Se trata de un auto menor que deja a disposición del conductor lo mejor de dos mundos partiendo de un diseño fresco, donde la parrilla guarda el rasgo más característico de la familia avisándonos que el gen todoterreno se encuentra presente. De hecho, es la parte frontal el punto de partida para el resto de la carrocería, ya que desde los faros principales surgen los trazos que involuntariamente llevan la mirada por los costados, toldo y zona posterior.

La altura de su carrocería y el tipo de neumáticos nos confirman sus intenciones: ir más allá de los límites de la civilización. Por un lado, tenemos un cómodo carro citadino capaz de crear la atmósfera perfecta en las horas más terribles del tránsito, y no es para menos, ya que los interiores han sido diseñados para ofrecer comodidad, practicidad y ergonomía a todos sus ocupantes. El conductor, como protagonista principal, se pondrá al mando de una privilegiada posición de manejo, en la que aprovechará al máximo la capacidad de ajuste tanto de asientos como volante, favoreciendo también al manejo de los controles de clima e infotenimiento situados en la consola central. Texturas suaves, materiales de gran calidad y acabados soberbios nos dan la sensación de estar a bordo de algún Jeep de mayor gama; para ese momento, casi sin darnos cuenta estaremos ya rodando por una vía rápida acompañados por el silencio envidiable en el habitáculo, y una calidad de marcha cuya prioridad es el confort a cualquier ritmo de manejo.

Por otro lado, bastará con tomar el primer camino irregular para que el Jeep Compass despierte su verdadero espíritu: el que no conoce los límites de terracería, caminos fangosos, cuestas y todo tipo de clima. Su mejor arma es una perfecta sincronía entre el eficiente motor cuatro cilindros VVT de 2.4 L y una transmisión automática de seis marchas complementada por el funcional Autostick. El resultado es una briosa y segura marcha empujada por 172 HP y 165 lb-pie, que tiene como virtud el conservar la comodidad y hermetismo del habitáculo, situación que los ocupantes agradecerán en los accidentados recorridos donde los obstáculos se sortearán sin problema, gracias a la altura de su carrocería y las bondades de una suspensión tipo McPherson en el eje delantero y Multilink en el posterior.

La seguridad continúa siendo prioridad para Jeep Compass. Y es que tomando en cuenta el tipo de caminos que recorrerá o las tareas que desempeñará, este apartado no prescinde de valiosos elementos como bolsas de aire frontales y laterales, complementándose de eficientes asistencias electrónicas como ABS, control de estabilidad y asistente electrónico antivuelco.

Sin duda, los elementos más representativos de un todoterreno y las cualidades dinámicas que caracterizan a los productos de la firma se integran en un producto confiable y eficiente que no solo enorgullece a sus hermanos mayores, sino que hará lo propio con quien se ponga al volante de un Jeep Compass.


  • Jeep Compass sabe fusionarse con el entorno sin temor a los obstáculos.

  • Sin duda, la parrilla frontal nos deja clara muestra de su herencia.

  • Un renovado logotipo corona las nuevas líneas y el diseño exterior.

  • Rines de 18 pulgadas y llantas todoterreno te llevarán a cualquier lugar.

  • El plácido interior es el refugio ideal en medio del bosque.

  • El buen escalonamiento de la caja y la versatilidad del Autostick son una herramienta invaluable.

  • Los modos de manejo para la transmisión pueden realizarse aun sobre la marcha.

  • La consola central da cabida a gran variedad de controles, manteniendo siempre la ergonomía.

  • Tanto los instrumentos como el tablero presentan al conductor el estado general del vehículo.

  • Bastará con cruzar los límites de la civilización para que Jeep Compass despierte sus instintos aventureros.

ediciones anteriores