Dodge Journey 2016   
Viajero incansable
Su nombre lo dice todo y a juzgar por sus grandes atributos de confort, desempeño, tecnología y versatilidad, es claro que Dodge Journey ha sido concebido para realizar cualquier trayecto.
Por Por John Miranda Fotos: Carlos Quevedo

Journey es un claro ejemplo de cómo es que deberían evolucionar los SUV's. Si bien el principal argumento en este tipo de vehículos es el espacio, la practicidad y una imponente silueta, también habría que recalcar la importancia que conlleva aprovechar y explotar dichas características. Es precisamente en este rubro donde Dodge Journey se pone a las órdenes de sus usuarios al mismo tiempo que marca el camino de la evolución perfecta. Todo comienza con una carrocería que a simple vista no aparenta lo que realmente es debido al diseño elegante y bien estructurado que se le ha otorgado comenzando con un nuevo frente cuyos faros principales lucen un bisel oscurecido que secciona cada piloto dentro del mismo faro. A la zona más baja de la defensa se le ha dado un suave tratamiento de pintura matizada, que se refuerza visualmente con las salpicaderas ensanchadas. En la parte posterior destaca un nuevo juego de calaveras LED, tecnología que también se encuentra en el alerón superior. Dodge Journey complementa su excelente diseño exterior con la capacidad de carga en la parte superior, donde hay un espacio de 8x4 pies disponibles para cargar lo que se necesite; desde aquí, comienzan las buenas ideas.

Espacio a granel

Tomando en cuenta que el elegante diseño exterior por momentos nos hace dudar de su versatilidad, hay que decir que en el caso de los interiores la impresión es mucho mayor debido al gran espacio y capacidad de carga ahí alojados. Absolutamente todo esta pensado para ofrecer a sus ocupantes la mejor experiencia durante el trayecto. Asientos eléctricos, climatizador automático o columna de dirección ajustable es lo que en principio deberían tener los SUV's, sin embargo, a sabiendas de que viajar es sinónimo de transportar ?lo que sea, pero al fin transportar- Dodge Journey aprovecha cada espacio del habitáculo como posible zona de almacenaje, de tal manera que no solo los paneles y respaldos de los asientos se han destinado para este fin, también podremos encontrar compartimientos en el asiento del pasajero, el cual es plegable también. La zona del piso en la segunda fila cuenta con guardaobjetos que incluso pueden hacer las veces de hielera, mientras que bajo la tercera fila de asientos hay un doble piso disponible para seguir almacenando todo lo que se requiera, solo bastará con abrir la puerta trasera para tener acceso a un sin fin de variantes. Cabe mencionar que una vez plegados los asientos obtendremos un espacio de carga de 67 pies cúbicos. Habiendo resuelto el tema de carga y resguardo, Dodge Journey se ha enfocado en brindar todo un arsenal de tecnología a favor del entretenimiento y conectividad de sus viajeros, además de la navegación y reproducción de video así como múltiples formatos de audio orquestados por la unidad de mando Touchscreen Uconnect que hace mancuerna con un sistema de navegación GPS del experto Garmin y colabora con el asistente de frenado Parkview. Finalmente, al centro del tablero encontraremos una pantalla de 3.5 pulgadas lista para proporcionar de manera instantánea diferentes parámetros de vehículo; absolutamente todo lo anterior, rodeado de suaves acabados Premium que como bien mencionábamos, sorprenden por su manera de adaptarse a nuestras necesidades de carga y transporte.

A viajar

Casi esta todo listo para tomar camino, el destino sería la única incógnita ya que para complementar el impresionante listado de atributos, Dodge Journey emplea el poderoso motor PentaStar VVT de seis cilindros. A esta eficiente máquina le bastan 3.6 litros de cilindrada para generar 283 caballos de fuerza, más que suficientes para que nuestro evolucionado SUV se desplace sin mayor problema, apoyado en una transmisión automática de seis velocidades que debido a su excelente escalonamiento logra conseguir un gran desempeño acompañado de muy buenos consumos de combustible. Dodge Jorney es dueño de un manejo tan suave como silencioso gracias a la configuración de la suspensión McPherson modificada en el eje delantero y una configuración independiente en la parte posterior. La seguridad primordial para cualquier viaje, por ello se han incorporado diferentes asistencias electrónicas además de refuerzos estructurales que administran la energía en caso de impacto, en todo caso cada fila de asientos cuenta con bolsas de aire tipo cortina, además de las frontales, las laterales de los asientos delanteros y una más para la rodilla del conductor. Los asistentes para el frenado y la distribución de fuerzas del mismo son ya una constante en los vehículos Dodge destinados a ir más lejos, tal como lo es Journey, un viajero incansable que cada vez que regresa de sus travesías nos sorprende con algo nuevo.


ediciones anteriores