Dodge Attitude   
Un buen comienzo
Nuestra gama de automóviles representa un amplio abanico de posibilidades en donde cada automovilista tendrá el Dodge ideal.
Por Por: Jonathan Miranda Fotos: Carlos Quevedo

Tal como sucede con Dodge Attitude, un pequeño sedán cargado de grandes ideas que lo hacen brillar en un demandante segmento en el que la personalidad y funcionalidad son claves para brillar. Ambos son aspectos que este modelo domina a la perfección gracias a una joven carrocería que envuelve todos sus elementos, al mismo tiempo que obedece a las necesidades del conductor. Es el caso de la posición de las luces principales y las de niebla, cuya inclinación da lugar a un ángulo de luz simplemente perfecto para la conducción nocturna, claro que no podemos dejar de mencionar la dominante presencia de nuestra parrilla característica implícita en toda nuestra gama o los rines de 15 pulgadas que le confieren ese toque elegante en cada desplazamiento, una virtud que no podemos pasar por alto este auto.

Y es que mecánicamente, a Dodge Attitude se le ha dotado de uno de los desarrollos mecánicos que mejor combina la movilidad con eficiencia. Se trata de un motor de 1.2 litros DOHC al que le bastan únicamente tres cilindros ?sí, leyó bien, tres cilindros- para llenar de vigor y dinamismo al Attitude, optimizando los 76 caballos de fuerza y 74 lb-pie a favor de un glorioso rendimiento de combustible que oscila en los 23 km/l, cifras que también disfrutan los beneficios de una transmisión  CVT de cinco velocidades y que sin duda es pieza clave para el buen manejo y aplomo con que Dodge Attitude puede circular en el peor de los tránsitos o caminos de fin de semana.

Principios básicos

La experiencia de manejar el nuevo Dodge Attitude comienza desde algo tan sencillo como la llave, nombrada así por mera costumbre ya que realmente se trata de un sistema de proximidad integrado en el control de acceso con el que bastará con acercarse al auto para que los seguros se liberen y tengamos acceso a un sofisticado habitáculo que escasamente se ofrece en este segmento. Si bien la comodidad es un aspecto innegable que sorprende por el espacio ofrecido a cinco pasajeros quienes se acompañarán de agradables vestiduras y cálidos acabados, también debemos mencionar la presencia de amenidades como el botón de encendido, los controles de audio y manos libres situados en el volante o el sistema de sonido que proporciona la unidad principal Sony, lista para reproducir cualquier formato además de contar con puerto USB, funciones para Ipod así como llamadas de voz vía Bluetooth. Contagiado de tal sobriedad, justo detrás de la columna de dirección ajustable en altura, luce el panel de instrumentos y un multi-display que ofrece al conductor la información del vehículo dentro de un entorno seguro para el manejo donde dos bolsas de aire frontales, frenos ABS, cinturones de seguridad de tres puntos para todos los asientos y un sistema de distribución electrónica de frenado resguardarán la integridad de sus ocupantes. De esta manera, Dodge Attitude se proclama como un equilibrado referente de lo que un verdadero sedán compacto tiene que ser.


ediciones anteriores