Chrysler Town & Country
Chrysler Town & Country   
Las horas felices
No existe un vehículo cuyas características propicien viajes tan cómodos, seguros y lujosos como la Town & Country.
Por Por Gilberto Montiel Arciniega Fotos Eduardo Báez

Desde su aparición, este ícono de Chrysler se ha caracterizado por ser un vehículo capaz cuyos desarrollos en seguridad, tecnología y mecánica lo han ubicado en un nivel de versatilidad impresionante, puesta a disposición de todo aquel afortunado que viaje en él. Pues bien: este breve ejercicio nos encamina a la realidad actual de la creadora del concepto Minivan, dando muestra de por qué ha sido líder en este segmento, desde su aparición hace casi dos décadas, partiendo de un diseño sobrio, elegante de grandes dimensiones que se integran perfectamente en cada lienzo y se acentúan por detalles en cromo presentes en la parrilla frontal, molduras y espejos laterales, e incluso en las barras portaequipaje diseñadas para soportar hasta 68 kilogramos. La Chrysler Town & Country se rige por dos ejes, seguridad y confort, por lo que manipular cualquiera de sus puertas reforzadas con barras de seguridad y acero de alta resistencia, no implicará esfuerzo extra de nuestra parte, gracias al mecanismo automático de cierre y apertura activado desde el control de mando o bien desde la propia cerradura; en el caso del portón trasero, bastará con oprimir el botón de cierre ubicado a un costado de la cajuela para que éste cierre o abra.

La elegante presencia del diseño exterior es la antesala de lo que Town & Country está por ofrecernos, en un versátil habitáculo que puede acomodar perfectamente a siete viajeros; cuatro (incluido el conductor) en bancas individuales y tres más en la tercera fila, que lleva a nuestra minivan del transporte familiar hacia un rubro más ejecutivo. Una exigencia que está dispuesta a cubrir gracias a la carga tecnológica que ofrece el sistema MyGIG, almacenando formatos MP3 en un espacio de 28GB. Este sistem también puede sincronizar teléfono móvil y realizar acciones mediante el control de voz, de tal manera que el conductor o pasajeros nunca perderán detalle de la carretera o el trayecto. Tampoco podía faltar el eficiente Uconnect con la capacidad de sincronizar hasta siete teléfonos vía Bluetooth, permitiendo el acceso a datos como agenda o música, así que mientras usted viaja plácidamente, la conferencia telefónica podrá realizarse sin problema, teniendo la certeza de que los refuerzos estructurales con acero de alta resistencia, bolsas laterales en cada fila de asientos, además de las frontales y de rodillas para el conductor y los sistemas de emergencia EARS, control de estabilidad ESC y frenos ABS, harán su trabajo eficientemente en caso de un percance.

 Caminos por recorrer

Solo un buen desarrollo mecánico sería capaz de mover tal compendio de tecnología y confort. Para ello Town & Country da cabida al vanagloriado motor Pentastar V6 de 3.6 litros, una joya mecánica que entrega 283 HP y que entre sus bondades incluye un sistema de apertura variable de válvulas (VVT), haciendo mancuerna con una transmisión automática de seis marchas, teniendo la posibilidad de manipularlas, gracias a las bondades del Autostick. Sin lugar a dudas, nuestra viajera incansable tiene los suficientes elementos para continuar su camino por varias décadas más, llevando siempre consigo la tradición de espacio y versatilidad que requiere el transporte familiar, evolucionando también ante las exigencias de confort, lujo y seguridad que requieren los traslados a cualquier destino.


  • La seguridad y el confort son dos prioridades que caracterizan a esta espléndida camioneta.

  • Esta compilación de lujo y amenidades no podía prescindir de Uconnect y su gran capacidad de almacenamiento.

  • No hay nada más que pedirle a un habitáculo tan bien cuidado y distribuido, pensado en consentir a sus viajeros.

  • Town & Country ha rebasado el nivel premium de sus acabados; cromo, aluminio y madera la llevan a un nivel excepcional.

  • Sin grandes pretensiones, el display de la computadora de viaje se mantiene sobrio y muy funcional.

  • Las señas de identidad se han vuelto un sello inconfundible y exclusivo de esta minivan.

  • Los trayectos jamás serán tediosos para los pequeños.

  • Una absoluta suavidad de marcha es otro de sus sellos distintivos.

  • Uno de los mejores bastidores del segmento y la fuerza del motor V6 Pentastar, convierten a esta minivan en una perfecta compañera de viaje.

ediciones anteriores