Chrysler 200C   
Distinguido caballero
Como si se tratara de una perfecta sincronía entre en la ocasión y el entorno, uno siempre tiene que verse y portarse a la altura de las circunstancias. A esto debemos sumar también el transporte ideal.
Por Por Jonathan Miranda Fotos José Luis Ruiz

Tan necesario como el atuendo ideal o los buenos modales, es el vehículo en el cual acudimos puntuales a una importante reunión; justo en este rubro, el nuevo Chrysler 200C toma el protagonismo necesario, dejando muy claro el mensaje de su misión: impresionar. 

Y sin referirnos únicamente a la cuestión visual, el auto en general logra muy bien su cometido. Es difícil elegir un punto al cual dirigir la mirada frente a un vehículo que exuda presencia, refinamiento y un gran diseño exterior, del que destacan trazos muy sutiles en el cofre o los faros principales, dotados del sistema de iluminación premium (disponible en todos los modelos); la estilizada parrilla central encargada de llevar el aire necesario hasta el motor es un claro ejemplo de que la estética también obedece a la aerodinámica, confirmándolo con líneas laterales que rematan en una parte posterior muy curvilínea, pero no menos imponente, dando cabida a calaveras de LED, doble salida de escape y una leve protuberancia en la cajuela que optimiza el flujo de aire a lo largo de la carrocería, consiguiendo un acabado excepcional e imán de miradas hasta el destino deseado.

Al mismo nivel de acabados y continuando con lo que transmite el diseño exterior, los interiores del Chrysler 200C cuentan su propia historia. Una en la que se han fusionado el confort, la tecnología y la conectividad dentro de un sofisticado entorno que permite el mejor espacio para sus ocupantes. La ergonomía es la principal característica, contribuyendo a ello la ubicación del Selector Rotativo de Cambios E-¬Shift, el botón de arranque, freno de mano o el nuevo volante que colabora a controlar la gran mayoría de las funciones programadas en la computadora de viaje. El tablero despliega de manera nítida y puntual el estado general del auto y rendimiento del motor. Y hablando de información, el confiable sistema UConnect igualmente ha sido cargado en el Chrysler 200C y se encuentra listo para trabajar mediante su gran pantalla de ocho pulgadas. Por su parte, los asientos con calefacción y ventilación han sido pensados para consentir al máximo. Esta excelente distribución de espacios se ve reflejada en el fácil acceso que el 200C ofrece al momento de acomodarnos en cualquiera de sus bancas, y de manera inmediata rodearnos de un silencioso habitáculo que mantendrá seguros a sus ocupantes gracias a un completo paquete de asistencias y sistemas de seguridad que incluye monitoreo de punto ciego, monitoreo de colisión frontal y ocho bolsas de aire que lo hacen sumamente fácil de llevar.


La puntualidad y un correcto desenvolvimiento son quizá los valores agregados más importantes en cualquier cita, y una vez teniendo la vestimenta correcta, Chrysler 200C se encontrará listo para llegar a donde sea. Una marcha silenciosa y cómoda tiene la virtud de transmitir puntualmente lo que sucede durante el trayecto sin perder la suavidad y el confort, características imprescindibles de cualquier sedán que se precie de serlo; la receta incluye la fiabilidad de un sistema McPherson en el eje delantero y una configuración multilink para el trasero. 

Chrysler 200 sabe que la eficiencia no debe causarle conflicto al buen desempeño, por ello pone a disposición el motor Tigershark con tecnología MultiAir II de 2.4 litros y 184 HP. Para los más entusiastas, el multipremiado motor Pentastar V6 de 3.6 litros y 295 HP está listo para satisfacer los deseos velocistas de quien ocupe su lugar. Para ambos casos, la transmisión utilizada es la novedosa de nueve marchas desarrollada por ZF cuya principal virtud es llevar al 200C hacia nuevos niveles de consumo, rendimiento y desempeño, todo, desde su perilla selectora ubicada en la consola central.

Sin duda, un modelo al que hay que admirar y manejar para descubrir su verdadero potencial, no importa si se trata de impresionar o sencillamente del placer de conducirlo entre los caminos cotidianos, en cualquier caso, Chrysler 200C siempre tendrá ese toque de distinción.

Market Kitchen: Un regalo al paladar

En Vive Prestige necesitábamos un marco acorde al refinado estilo del Chrysler 200C. Con un menú está inspirado en los grandes éxitos gastronómicos de la cocina clásica de Jean-Georges Vongerichten, Market Kitchen y su concepto "farm to table" fue la opción ideal.

Market Kitchen cuenta con una terraza para 60 personas con vista panorámica hacia la ciudad. Todos sus platillos se elaboran con productos frescos y de temporada y los comensales podrán disfrutar de platillos variados, como Tártara de Salmón con Aguacate, Rábano Picante y Aderezo de Jengibre, Foie Gras Bruleé, Pizza de Trufa Negra con Queso Fontina y Prime NY Strip a la parrilla, entre otros.

El diseño de Market Kitchen, creado por los diseñadores Will Meyer y Gray Davis, fundadores del estudio de diseño Meyer Davis con base en Nueva York, se centra en el concepto restaurante como en casa, el cual emana un ambiente relajado y sofisticado.

Agradecemos a The Westin Santa Fe y Market Kitchen las facilidades otorgadas para la realización de este reportaje.   


  • El toque de distinción del nuevo Chrysler 200C se nota a primera vista.

  • Una estupenda fusión de confort, tecnología y conectividad se percibe en su sofisticado interior.

  • Su consola central incorpora todo lo necesario para un trayecto seguro y disfrutable.

  • Las calaveras de LED rematan su curvilínea parte posterior, que remata la exquisitez de sus líneas.

  • Rines de aluminio de 19 pulgadas con un diseño vanguardista.

  • Su selector rotativo de cambios E-Shift brinda gran comodidad al conductor.

  • El multipremiado sistema UConnect gestiona con eficiencia la información multimedia.

  • Chrysler 200C representa un doble placer: admirarlo y conducirlo.

ediciones anteriores